Sistema de consulta en línea de Comercio Exterior Colombiano
Síguenos en twitterComparte este link.Pin it! Comercio Exterior

Turismo sostenible: consejos para preservar las playas colombianas

March 24th, 2017 09:12 AM

Un grupo de expertos en turismo sostenible recorrió los principales destinos de sol y playa para evaluar la oferta colombiana. La misión, procedente de República Dominica, ofreció alternativas para su conservación y mejoramiento, permitió identificar cómo está Colombia en gestión ambiental, determinar cuál es el papel de las comunidades locales y evaluar el trabajo con los vendedores ambulantes, entre otros temas.

“Este proyecto contribuirá a tener una oferta turística sostenible y con mayor valor agregado en Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y San Andrés y Providencia, destinos que tienen una alta demanda en los países desarrollados” indicó el presidente de ProColombia, Felipe Jaramillo, acerca de la misión que se logró consolidar por cuenta del trabajo de esta entidad y la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia.

Conozca algunas tendencias sostenibles en turismo de sol y playa y el trabajo que deben liderar los empresarios del sector para garantizar una oferta nacional sostenible.

¿Qué es el turismo sostenible?

En Colombia, según la ley 99 de 1993 el desarrollo sostenible es “el que conduzca al crecimiento económico, a la elevación de la calidad de la vida y al bienestar social, sin agotar la base de recursos naturales renovables en que se sustenta, ni deteriorar el medio ambiente o el derecho de las generaciones futuras a utilizarlo para la satisfacción de sus propias necesidades”.

Extranjeros buscan destinos sostenibles

ProColombia ha identificado que el visitante extranjero busca destinos sostenibles. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo son tres los pilares del turismo sostenible.

El primero se refiere a un uso óptimo de los recursos ambientales, donde se mantengan los procesos ecológicos esenciales y se ayude a conservar los recursos y la diversidad biológica.

Por ejemplo, las tendencias en sostenibilidad para el sector turístico muestran hoteles con sistemas que exigen una tarjeta de llave para encender las luces de la habitación y así ahorrar energía. Igualmente, cada vez es más común que el cambio de los tendidos y toallas sea opcional, no a diario.

En cuanto a las playas, una práctica sostenible es educar a los viajeros sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles y especies protegidas en las zonas costeras, para que de esta manera contribuyan a mantener limpias las playas, entre otras acciones.

El segundo pilar es la viabilidad económica y repartición equitativa de beneficios. La OMT explica que “el turismo debe asegurar unas actividades económicas viales a largo plazo, que reporten a todos los agentes unos beneficios socioeconómicos suficientemente bien distribuidos”.

Por último, el tercer pilar es el respeto a la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales y sus valores tradicionales.

Dado el impacto del turismo en la sostenibilidad, la Organización Mundial de Turismo, entidad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), declaró el 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo y su intención es fomentar un cambio en las políticas, las prácticas empresariales y el comportamiento de los consumidores de este sector.

Recomendaciones generales

La misión exploratoria de República Dominicana incluyó talleres para los empresarios de turismo de sol y playa en los que se propusieron las siguientes acciones que debe poner en práctica el sector para lograr la sostenibilidad de las playas colombianas:

  • Planear de manera conjunta con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Ministerio de Ambiente cualquier tipo de remodelación, edificación o ampliación a las playas.
  • Ampliar el concepto de playa, que incluya todo lo que las conforma y rodea: desde donde parquean los barcos, hasta donde están las edificaciones, lo cual ayudará a tener una planificación de playa más precisa.
  • Procurar una armonía entre la arquitectura local y el paisaje natural.
  • Para Santa Marta y Cartagena, se sugirió que los hoteles puedan apadrinar las playas que están a sus alrededores con el objetivo de brindar un mejor servicio y trabajar en conjunto con la población local para preservarlas.
  • En el caso específico de San Andrés, se planteó la oportunidad de complementar la oferta de playas con el atractivo arquitectónico propio de la isla.
  • Entender la importancia de la conservación de las playas y de la preservación de las especias de fauna y flora que habitan en ella.
  • Mejorar la articulación con otros empresarios del sector. Si bien las playas son públicas, entre todos se deben implementar prácticas sostenibles como por ejemplo: regular el tránsito de las lanchas, desarrollar jornadas de limpieza, contar con espacios de baños y duchas, entre otros.
  • Crear asociaciones y formalizar a todas las personas que ofrecen servicios turísticos. Esto permitirá capacitar a todos los involucrados en la cadena.
  • Estudiar y tener en cuenta las características únicas de cada playa, para de esta manera, ofrecer los servicios adecuados para cada lugar.

Como parte de las acciones de cooperación, un grupo de empresarios del sector, acompañados por Procolombia y el ViceMinisterio de Turismo, visitarán en 2017 República Dominicana para conocer el trabajo adelantado por este país en materia de gestión sostenible, el cual cuenta con 45 años de experiencia en temas de sol y playa.

FUENTE:PORTAFOLIO