Sistema de consulta en línea de Comercio Exterior Colombiano
Síguenos en twitterComparte este link.Pin it! Comercio Exterior

EE. UU. baja compras de carbón siderúrgico

February 20th, 2019 08:28 AM

Además de esta medida contra Colombia, las importaciones del material térmico nacional también sufren una reducción sustancial.

En apenas tres años, los importadores de carbón metalúrgico de Estados Unidos, han recortado las compras del mineral colombiano, pasando de un poco más de US20 millones, en el 2016, a escasos US$3 millones, en noviembre del 2018.

En el mismo periodo,ese país pasó de importar un poco más de US32 millones en carbón coquizable, a un monto de US$ 26 millones, en los 11 primeros meses del año pasado, pero abriendo en buena forma su portafolio de proveedores. Entre los recién llegados a este segmento del mercado, aparecen Chile y la República Checa, con ventas conjuntas cercanas a los US$10 millones, en tanto que Canadá y Sudáfrica incrementaron sus colocaciones.

El precio de referencia para el producto proveniente de Colombia se ubicó en el 2018 en US$138 la tonelada, promedio, en tanto que la cotización para el total de las importaciones se colocó en los US$244, la tonelada, de acuerdo con las más recientes cifras del Departamento de Comercio, las Agencia de Información de Energía, de ese país.

Hasta septiembre pasado, Estados Unidos había importado un poco más de 81.000 toneladas de esa clase de carbón, utilizado principalmente en la fabricación de hierro y acero. De ese volumen, a Colombia le correspondieron un poco más de 21.000 toneladas.

Sin embargo, las importaciones de carbón metalúrgico tienen muy poco peso frente a las necesidades de la industria siderúrgica local, cuya demanda ha venido disminuyendo progresivamente.

Entre el año 2000 y el 2017, el consumo de coque en los hornos de la industria metalúrgica estadounidense cayó de 29 millones de toneladas, a solo 17 millones, sumándose a la drástica reducción del consumo de carbón térmico en la generación de energía eléctrica, que ha encontrado una alternativa más limpia y más económica en la abundante oferta de gas natural.

En medio de tales circunstancias, la industria siderúrgica representada por más de medio centenar de compañías, propietarias de 110 plantas de fundición en todo el país, con una capacidad anual de producción de 100 millones de toneladas, confía en que nuevas líneas de fabricación como los aceros más duros y livianos para la industria del automóvil, y las posibles nuevas inversiones públicas para la reparación de viejos puentes, le den una nueva dinámica al sector.

También tiene la esperanza de que China cumpla con su promesa de reducir su capacidad instalada de 850 millones de toneladas a 700 millones, en el 2020, según lo expresado por los gremios del sector, como la Coalición de Manufactureros para el Fortalecimiento del Comercio y la organización no gubernamental Steel Net.

Paralelamente, está el impulso de las exportaciones de coque, que al cerrar el pasado año, mostraban un incremento del 14 por ciento, superando las 40 millones de toneladas. Sus principales mercados están en Asia, marcado por las crecientes compras de India y la fuerte demanda de países como Japón, Corea del Sur y China. Las importaciones de carbón térmico por parte de Estados Unidos, experimentan un duro desplome. De un monto de ventas del orden de los US$515 millones en el 2016, se estima que la cifra se reducirá a menos de la mitad al cerrar el 2018.

FUENTE:PORTAFOLIO